MontánchezParques eólicos

Molinos de viento – Perdidos en la traducción. Por Hubert Murray

Por qué la buena gente dice que no

Durante los últimos años nuestra familia ha pasado los veranos en Montánchez, un pequeño pueblo en lo alto de una colina en la zona rural de Extremadura en el oeste de España.

Montánchez, que tiene una población residente de unos 2.000 habitantes, es famosa por su jamón, por su castillo morisco del siglo VIII, sus molinos de agua y caminos romanos, su rica avifauna (esta sierra es un punto clave en la ruta migratoria entre Europa y África) y su mezcla de olivares, viñedos y pastos de tierras altas.

La fiesta de dos semanas de celebración de Nuestra Señora de la Consolación del Castillo reúne a amplias familias de Montanchegos de todo el país
para reencuentros familiares al final del verano y los extensos caminos de montaña son una atracción durante todo el año para turistas de toda clase, incluyendo caminantes, ciclistas y ornitólogos.

Montánchez y su sierra están ahora amenazados. El Instituto de Energías Renovables (IER) es una empresa de inversión con sede en Madrid que propone construir cuatro parques eólicos en la Mancomunidad. Juntos, estos cuatro grupos de aerogeneradores producirán 110MW de energía eléctrica para ser transmitidas por líneas aéreas de alta tensión a una subestación importante en Trujillo, 40 kilómetros al norte.

Descarga aquí el texto completo (12 páginas, formato pdf):

Texto y fotos © Hubert Murray

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *